Noticias:

Moyà conquista Roma y apunta a Roland Garros

Moyà conquista Roma y apunta a Roland Garros
Carlos Moyá foto: Giampiero Sposito

Hoy se coloca en la segunda posición de la carrera de campeones

Mallorca, .- Moyà conquista Roma y apunta a Roland Garros

El tenista mallorquín arrasó al argentino David Nalbandian (6-3, 6-3 y 6-1) en la final es su tercer título de la temporada y hoy se coloca en la segunda posición de la carrera de campeones - Hamburgo, próxima parada

Carlos Moyà ha encontrado en Roma la plenitud del juego. El tenista mallorquín ya había conquistado dos torneos en la presente temporada, Acapulco, y Chennai, además de las finales en Sydney y Buenos Aires.

Sin embargo, la victoria de ayer, en su quinta final en otros tantos continentes y en otros tantos meses de este año, reviste más importancia por la envergadura del rival, el argentino David Nalbandián, octavo del mundo, por la contundencia del resultado, 6-3, 6-3 y 6-1, por la reputación de la plaza italiana y porque se produce en la antesala de Roland Garros, donde ya alzó la copa en 1998.

A dos semanas de la gran cita sobre tierra, se encarama a la reducida lista de favoritos. Montecarlo, donde venció Guillermo Coria, Roma y Hamburgo, que se inicia hoy, señalan tradicionalmente a los jugadores que se debe tener más en cuenta.

Moyà, sexto cabeza de serie y ya segundo en la Carrera de Campeones, la lista que refleja los resultados de este año, nunca había superado los cuartos de final en estas pistas, pero al fin ha roto la maldición sin más concesiones que un set en cinco encuentros, antes de conquistar el decimoséptimo título de su carrera, el duodécimo en arcilla. Se trata de su tercer Masters Series, después de Montecarlo (1998) y Cincinnati (2002).

Moyà, que había perdido con su adversario en los dos últimos enfrentamientos, sirvió sin fisuras, frecuentó la red y puso en juego un tenis profundo. Su versatilidad y sus alternativas desquiciaron literalmente a David Nalbandián, demasiado frágil en el saque y excesivamente lento en el resto. Es verdad que Carlos Costa le había hecho sufrir durante dos horas y 40 minutos en la vigilia del sábado, pero la excusa del cansancio no explica la proliferación de errores infantiles ni la sensación preocupante de ausencia. El primer set fue una declaración de intenciones que se prolongaría con mayor o menor crueldad en los episodios siguientes. Primero porque Moyà aprovechó la seguridad del primer saque (80%, cuatro aces). Y en segundo lugar porque movió a Nalbandián en la pista como si fuera un vulgar sparring.

Ya sabemos que es un motor diesel y que necesita calentarse, pero Carlos Moyà lo dejó aparacado en el garage. Especialmente cuando truncó de raíz una intentona de resurrección que el argentino estuvo a punto de cumplir mediado el segundo set.

El tercero, en cambio, fue un paseo y una demostración de creatividad. Moyà jugaba a placer, colocaba la pelota con la precisión de un franctotirador y se anotaba puntos inverosímiles.

En el presente ejercicio se ha situado a la altura de Roger Federer y Dominik Hrbaty, que son los otros dos jugadores que han alcanzado la cifra de tres torneos esta temporada. El mallorquín se encuentra muy cerca de igualar su año más prolífico, que fue 2002 con sus victorias en los torneos de Acapulco, Bastad, Cincinnati y Umag, aunque esta temporada se postula hacia la posibilidad de reeditar su gesta de 1998 cuando se adjudicó Roland Garros.

Además, también se encuentra a una sola muesca de alcanzar su mejor registro de finales disputadas, que está en seis y data de 1997 cuando fue finalista en las citas de Amsterdam, Australian Open, Bournemouth, Indianapolis y Sydney además de adjudicarse el triunfo en el torneo de Long Island. Sin lugar a dudas unos registros que van camino de situarse como un hito en la carrera de un Carlos Moyà, que con media campaña aún por delante, puede certificar su mejor año, siempre y cuando el hecho de apenas haber tenido tiempo para descansar se lo permita. También hay que resaltar que cuenta con opciones de disputar su segunda final de la Copa Davis consecutiva, aunque antes España tendrá que deshacerse del combinado francés en las semifinales que se disputarán a finales de septiembre.

BUSQUEDAS LA VIDA MÁS FÁCIL Hemeroteca Agenda cultural Cartelera Restaurantes De copas Busca piso Rutas de viajes Callejero Farmacias Horóscopo Televisión Aeropuertos Estado de la mar Líneas Marítimas Teléfonos útiles Tráfico Gasolineras OTROS MUNDOS elmundo elmundodeporte elmundodinero elmundomotor elmundosalud elmundolibro elmundoviajes elmundovino Emisión Digital Navegante Metrópoli Expansión&Empleo mundofree

Ruben Amon - especial para EL MUNDO / EL DIA DE BALEARES

Aviso Legal | @ TeniSpain.com
Clasificaciones | Jugadores | Galerías de fotos | Enlaces | TeniSpain en Google+