Noticias:

Alberto Barroso

Rumbo al 'sueño americano'

Montijo, .- Alberto Barroso: “El tenis es un camino muy duro y lleno de sacrificios pero lo volvería a recorrer sin duda alguna”.

La vida de Alberto Barroso está a punto de dar un nuevo giro dentro de apenas un mes. Con el inicio del nuevo año viajará a Estados Unidos con el objetivo de emprender una carrera en la Universidad de South Florida, un proyecto vital que le lleva a emprender estudios de negocios en el entorno siempre competitivo que supone el sistema de enseñanza americana. Rumbo al ‘sueño americano’, Barroso viaja con un as en la manga: comenzar a dar los primeros pasos dentro del circuito profesional americano, disputando algunos torneos Futures siempre bajo el paraguas del equipo técnico de la universidad, con los que ya ha mantenido contactos.

Para Alberto, que emprende el segundo gran viaje de su vida, 'el irme a Estados Unidos tiene el objetivo de que espero que me sirva para sacarme una carrera y seguir mejorando en mi tenis; quiero dar el paso al circuito profesional. Ya he mantenido contactos con dos entrenadores de allí. Me dijeron que tenían muchas expectativas puestas en mi. Esperaban que durante la temporada universitaria intentase aportar cosas positivas y que durante la pretemporada jugaré bastante Futures por la zona'.

Sin embargo, el particular ‘rubicom’ de Barroso no lo cruzará en enero, dentro de apenas un mes, sino que ya lo pasó con apenas catorce años, cuando abandonó su Montijo natal en Extremadura para viajar rumbo al Centro de Alto Rendimiento de San Cugat, en Barcelona, la factoría donde se forman los mejores talentos bajo la atenta mirada de la Real Federación Española de Tenis. Un cambio radical en la vida de un chaval que empezó -lo cuenta Alberto en primera persona- 'a jugar con cuatro años. Iba con mi padre al club de tenis Montijo, empecé a jugar con él. Pirmero fines de semana, más tarde, a diario. Me empecé a dar cuenta que podía ser mi vida con doce años y sobre todo cuando fui a Francia a jugar un torneo internacional. Fue una experiencia muy buena Ahí me di cuenta de que podía hacer cosas importantes en el tenis'.

'La vida te cambia mucho- añade Barroso sin una pizca de nostalgia en su voz- con 12 años sueles hacer lo que todos los chavales de esa edad con tus amigos, además de estudiar. Para mi , todo cambió porque no podía hacer lo que hacían todos mis amigos. Tenía que entrenar. Pero el tenis era lo que más me gustaba. Con 14 años me fui al CAR desde Montijo. Fue una alegría, una recompensa. Cambió todo mucho. De estar con mi familia todos los días a irme a vivir a Barcelona y verla sólo cada dos meses' afirma un Alberto que, sin embargo, saca una lectura muy positiva en clave personal de su paso por la Ciudad Condal.

'En el CAR aprendí a valerme por mi mismo con sólo 14 años. Dependes de ti mismo. Maduras mucho antes que el resto de los chavales' y añade que aquella experiencia lejos de su ‘feudo’ tenía también sus consecuencias positvias al regresar a los orígenes, a Montijo, el lugar donde ya se había corrido la voz de que un chaval extremeño tenía futuro en esto del mundo del tenis. 'Cuando volvía a casa era una sensación diferente porque mis padres estaban mucho más encima de lo que estaban cuando estaba aquí. Me mimaban más', reconoce. Esa sensación de ser un referente para el tenis en Extremadura no le causa sin embargo, presión alguna a Alberto.

'El sentir que puedo estar en el centro de las miradas, no me ha generado presión. Todo lo contrario. Me ha dado confianza. No es una presión, es al revés. Te da confianza e ilusión para poder cumplir expectativas'.

Barroso viaja a Estados Unidos con la maleta de siempre: el apoyo incondicional de sus padres, de su gente en Montijo, en Extremadura pero también de Tecnifibre, la marca a la que lleva ligado toda la vida y con la que mantiene una excelente relación. En tierras americanas le espera una nueva etapa de su vida. Un proyecto sobre el que empezar a edificar un futuro que ve 'muy difícil a nivel profesional' pero sobre el que avisa que 'no voy a perder la ilusión por conseguirlo. 'Tengo 18 años y pienso que el camino hasta llegar aquí ha sido muy duro. Son muchas horas de trabajo, esfuerzo y sacrificio pero lo volvería a hacer. Sin duda alguna'.

Los sueños comienzan a cumplirse cuando se creen en ellos y Barroso, si tiene algo claro, es que va a pelear a tope para lograrlo.

Industria del Tenis.com


También te puede interesar:
Aviso Legal | @ TeniSpain.com
Clasificaciones | Jugadores | Galerías de fotos | Enlaces | TeniSpain en Google+